Actúe ahora para proteger a los menores de los depredadores en Internet.

Los menores no pueden protegerse del lado oscuro de Internet.

El abuso sexual de menores es un problema que entra en nuestros hogares a través de las tabletas, los teléfonos y los ordenadores portátiles. Es un problema global, pero prácticamente en ninguna parte del mundo se han aplicado leyes para ponerle fin.

En los próximos meses, la UE tiene la oportunidad de cambiar todo esto.

Una nueva propuesta de la UE obligaría a las plataformas tecnológicas a diseñar servicios seguros para los menores, a detectar, denunciar y eliminar el material del abuso sexual a menores de las plataformas y a proteger a los menores de los depredadores en Internet.

Actúe: firme la petición